viernes, 14 de agosto de 2009

Pequeñas cosas en la vida



1.Enamorarse.

2. Reírse tan fuerte hasta que te duelan las mandíbulas.

3. Una ducha caliente.

4. Ninguno delante de ti en la cola del supermercado.

5. Una mirada especial.

6. Recibir correo.

7. Dar una vuelta en coche por una calle bonita.

8. Encender la radio justo en el momento que están poniendo tu canción preferida.

9. Quedarse tumbados en la cama escuchando la lluvia.

10. El perfume de las toallas calientes tendidas al sol.

11. Un bote de Nocilla.

12. Una llamada a alguien lejano.

13. Un largo baño de espuma.

14. Una bonita charla.

15. La playa.

16. Reírse de uno mismo.

17. Las llamadas a medianoche que duran horas.

18. Correr debajo de las tormentas de verano.

19. Reírse sin motivo alguno.

20. Tener a alguien que te dice que eres bonita/o.

21. Los amigos.

22. Escuchar de manera casual a alguien decir algo bonito sobre ti.

23. Despertarte en medio de la noche y darte cuenta de que aún te quedan algunas horas para dormir.

24. Conocer nuevos amigos o pasar un poco de tiempo con los viejos.
25. Tener a alguien que juega con tu pelo.

26. Tener un bonito sueño.

27. Una taza de chocolate caliente.

28. Los viajes en coche con los amigos.
29. Subirte a un columpio.

30. Envolver los regalos debajo del árbol de Navidad comiendo galletas y bebiendo un vaso de leche.

31. Cruzar la mirada con un/a guapo/a desconocido/a.

32. Ganar un desafío.
33. Hacer una tarta de manzana.

34. Pasar el tiempo libre con tus mejores amigos.

35. Ver las sonrisas y oir las risas de tus amigos.

36. Cogerte de la mano con alguien a quien quieres.

37. Encontrarte por la calle un viejo amigo y descubrir que algunas cosas (buenas o malas) no cambian nunca.
38. Hacer un regalo a un amigo y luego observar la expresión de su rostro mientras abre el paquete y descubre que contiene el regalo que tanto deseaba.

39. Mirar el amanecer.

40. Levantarse de la cama por la mañana y agradecer por esto.

41. Creo que los amigos son ángeles silenciosos que nos ayudan a volver a ponernos en pie cuando nuestras alas ya no recuerdan como se hace para volar...

42. Calentarte los pies en la chimenea, después de caminar por la nieve.

43. Mirar la Luna y descubrir que aunque no la veas, sigue ahi, mirándote, mimándote, cuidándote...

Gracias por los ánimos!!!

1 comentario:

Woody dijo...

Ummmmmmmmmmmmmmmmmmm

No sigas por favor

Que maravilla.....te falta algo de eso? a mi casi nada, al menos en la imaginación.

Un beso