viernes, 29 de mayo de 2009

----* Una cometa al viento*-----

Cuanto amor tengo para darte, cuanta ansia por tenerte y cuanta pasión contenida. El tiempo y la distancia, no hacen más que aumentar mis ganas de ti. En esta espera, me subyugo entre tus palabras y el sonido de tu voz, que me eleva hasta tu persona, haciéndome más tuya cada día.


Parar Reproductor de música en índice - derecha - antes de escuchar

Cuantos deseos de estar contigo, de sentir tu piel entre mis manos, de querer entregarme a tu persona, y concebir la máxima esperanza de vida en común. A veces, me desespero en esta lucha por acercarme a ti, y todo lo que me rodea deja de tener sentido, para apoyarme en ese deseo compartido de ser dos en uno; de unir este amor que nos embarga el alma, y nos arrastra hacia un horizonte eterno, eso nos llena de felicidad, y a la vez de desdicha.
Sabiendo que el tiempo es nuestro enemigo, y que a pasitos cortos, vamos caminando en este devenir que la vida nos ha otorgado. Y que vamos batallando poco a poco, sin prisas, en este conocimiento del ser, que nos aturde, llenando los sentidos de amor y deseo compartido.
A veces me siento como una cometa, la cual esta unida a un sinfín de cuerdas que me atan. Pero también se que eres la cuerda principal, la que gobierna mi dirección y mis movimientos, en ese cielo por el que planeo. Y me dejo llevar portu mano, por tu luna, que guía mis pasos a un mundo que deseo y que a la vez temo.
Pero quiero que sople fuerte el viento, y que sea el tiempo el que corra veloz. Que desate el soporte que me sujeta, y que de un tirón me lleves a tu lado y me atrapes. Al igual que me atrapa el sonido de tu voz, y tu forma de ser para conmigo.
Pero ambos, sabemos que debemos tener paciencia, aún no estoy preparada para el despegue, y el viento, ¡sopla tan despacio!, que apenas empiezo a elevarme, cuando se para y vuelvo a caer.
La tierra, atrapa los pilares de mi vida, y todavía no hallo el momento del despegue. Pero quiero que sepas, que aunque despacio estoy por y para ti. Pues nada tiene sentido si no estas ahí, si no te siento a mi lado. La vida no es vida sin este sentido que me une a tu alma, y que me ata a tu persona.
Admiro tu paciencia para conmigo, y se que a veces te desesperas; pero sabes que esa espera es necesaria, y que cuando de el paso, será un paso definitivo a sumirme a tu vida, a tu ser. Tan necesario para ambos, como el aire que respiramos.
Quizás, la continuidad de nuestro sentimiento, la constancia y el razonamiento, hace que se afiance más nuestro futuro. Y vamos haciendo unos caminos juntos, en los cuales vamos sembrando una razón de vida común.
He de aprender tanto de ti, que me he convertido en una alumna, la cual se esfuerza día a día por aprender tus razonamientos, tu forma de vida, tu fe y tus creencias. Y mientras tanto, eso hace que mi alma a la vez crezca, se engrandezca a tu lado, haciéndome mas persona y mas profunda en mi sentir de mujer.
Por todo ello, y con la esperanza puesta en nuestro futuro, mis días me llevan a ti. Mi vida depende de la tuya y de tu sentir, como alma gemela de mi corazón. Como viento que empuja el motor de mi vida, y como base de la persona que soy, por que lo que soy, lo soy por ti.


(Zinnia)

1 comentario:

AnaR dijo...

Dejo una aclaración en mis blogs.Me alegra mucho volver a saludarte.

Un abrazo

http://elespaciodeunlatidooriginal.blogspot.com/