domingo, 31 de mayo de 2009

Hasta sin luna...

Andaba la luna escondida,
en la noche pasada,
andaba perdida entre nubes...
esta madrugada,
mas tus ojos brillaban,
mas tu cuerpo ardía,
en mis sueños de fuego,
en mi cuerpo y en tus entrañas.

1 comentario:

Ammura dijo...

Gracias por hacerme cruzar el arco iris, pasando entre nubes y llevarme en ese viaje, donde hasta sin Luna, mis ojos brillaban, mi cuerpo ardía y mis entrañas en tu cuerpo, temblaban.
Dónde estaría la Luna? Quizás detrás de esas ventanas?. Quzás en nuestros corazones.